Zapatos para Niños

Publicado el 30 de August, 2011 Por:  
Categorias: Noticias Sobre Zapatos

Los niños no necesitan zapatos hasta que comienzan a caminar, entre los 12 y 15 meses, hasta entonces necesitan sólo medias o escarpines de lana para proteger los pies al gatear y para mantener los pies calientes. Cuando el niño/a comienza a pararse y a caminar entonces el zapato lo protege de heridas, después que comienza a usar zapatos lo puede dejar caminar descalzo/a dentro de la casa.

Cómprele zapatos cuando comienza a pararse o caminar, recuérde que hay tiendas especializadas en calzado para niños y ofrecen una gran variedad de tamaños y estilos y en general se aseguran que le quedan bien.

Nunca oblige al niño/a a usar un par de zapatos que no le quedan bien.

Compre zapatos suaves, maleables con mucho espacio, como por ejemplo zapatos deportivos que son ideales para niños/as de toda edad, asegúrese que haya suficiente espacio en la puntera para permitir que el pie crezca y que el/la niño/a puede mover los dedos dentro del calzado (el pie puede llegar a crecer el ancho de un dedo cada tres a seis meses, aunque esto varía de niño en niño)

Si el/la niño/a se quita los zapatos frecuentemente, tal vez le sean incómodos, asegúrese que los zapatos no le ajustan demasiado, fíjese si hay zonas rojas en los pies, si aparecen callos o ampollas y acuérdese de medir los pies frecuentemente y fíjarse si necesita zapatos más grandes.

Recuerde que el primer objetivo del usar los zapatos es evitar heridas, son pocas las veces en que se corrigen deformidades de pies por medio del calzado, en general para corregir problemas graves se utiliza yeso, soportes metálicos o cirugía. Lleve el/la niño/a al médico ortopédico si nota algún problema.

Hay zapatos que se atan por sobre el tobillo, y se recomienda utilizar este tipo de calzado para aquellos niños/as que se sacan constantemente los zapatos, sin embargo, contrariamente a lo que se cree, este calzado no es mejor que el zapato más bajo.

Fuente: hoinfo.aaos.org