Mantenimiento y Limpieza de los Zapatos

Consejos para la buena conservación de los zapatos

  • Antes de limpiar tus zapatos, quita con cuidado toda la suciedad y el polvo con un trapo limpio o un cepillo. También es importante quitar de vez en cuando las anteriores capas de crema, para limpiar los poros de la piel, utilizando un producto adecuado para ello.
  • Tus zapatos no son impermeables, a menos que se especifique en el producto. Si lo necesitas, puedes impermeabilizarlos, utilizando un producto adecuado, que no impida la transpiración.
  • Salvo casos excepcionales, en los que así lo indique el fabricante, nunca laves los zapatos en la lavadora -esto puede dañarlos de manera irreversible-.
  • Utiliza para las distintas cremas de color un trapo o un cepillo diferente.
  • Seca siempre los zapatos al aire libre y nunca los sometas a calor artificial, ya que podría dañarlos.
  • Puedes incrementar el periodo de vida útil del producto si los alternas con otros zapatos.
  • Protege siempre los zapatos nuevos antes de usarlos por primera vez y utiliza siempre el producto adecuado para tus zapatos.

CUERO

  • La suciedad y los residuos pueden estar incrustados en el interior del cuero de las botas o zapatos antes de que los quieras limpiar. Lo mejor es quitar los cordones previamente. Aplícales crema de cuero con un paño suave. Cuando estén totalmente limpios, sácales brillo con un cepillo de cerdas suaves. Si tus zapatos tienen la superficie encerada, utiliza un acondicionador de cuero de buena calidad para mantener el cuero flexible. Controla el olor de los zapatos deportivos mediante el uso frecuente de desodorantes.
  • Botas de andar: asegúrate de que las sacas brillo y las impermeabilizas con frecuencia, y no olvides remover el barro y secarlos al aire libre.

ANTE

  • Los zapatos de ante deben limpiarse e impermeabilizarse con frecuencia. Sécalos siempre al aire libre y mantenlos lejos de cualquier fuente de calor. Es una buena idea rellenarlos con periódicos para que así conserven su forma original.
  • Los zapatos y las botas de ante mantendrán siempre una apariencia impecable si se les cepilla.

SINTÉTICOS
Debes

cuidar el calzado de material sintético como si se tratara de un zapato o bota cualquiera:
  • Sécalos siempre al aire libre y mantenlos lejos de cualquier fuente de calor.
  • Muchos zapatos de material sintético tienen una apariencia óptima cuando se cepillan especialmente la imitación de ante y los productos de lona. Para las correas de fábrica, simplemente usa un paño húmedo para limpiar la superficie.

Fuente: masquecalzado.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *